La Escondida

El Ganado Bovino Criollo Americano desciende directamente de los animales que trajeron los españoles durante la época de la Conquista siendo la primera introducción en 1493 durante el segundo viaje de Colón a la isla de Santo Domingo.

El Virreinato del Río de la Plata recibe vacunos por primera vez en 1549 cuando, desde Potosí, Juan Nuñez de Prado llega a Tucumán.
En 1551 llega desde Chile Francisco de Aguirre con hacienda. Durante 1554 desde Asunción llegan a las Pampas Argentinas siete vacas y un toro arreadas por los hermanos Pedro y Scipion Goes, siendo este arreo un desprendimiento de la expedición de Juan de Salazar y Espinosa que entra en este territorio desde el sur de Brasil.

Si bien con posterioridad se hicieron viajes directos con hacienda desde las Islas Canarias al Río de la Plata, se considera que fueron cuatro las principales vías de introducción:

1- En 1549 desde Potosí (Bolivia).
2- En 1551desde Chile.
3- En 1554 desde Asunción (Paraguay).
4- En 1554 desde el sur de Brasil.

Este ganado pobló de esta manera gran parte del territorio nacional, en estado puro hasta mediados del siglo XIX, cuando comienza a mestizarse con razas Británicas y Continentales, mestizándose sin ninguna evaluación previa hasta que en 1959 el INTA Leales forma un plantel de 35 vacas y 1 toro, enriquecido con posteriores introducciones también desde el Chaco Salteño, Tucumán, Jujuy y Santiago del Estero.

CARACTERÍSTICAS MORFOLÓGICAS Y DE COMPORTAMIENTO

La vaca criolla de tamaño mediano (400-450kg) se caracteriza por una inserción de la cola alta y adelantada lo que le otorga un mayor canal de parto por lo que no se conocen problemas de distocia en esta raza ni en sus cruzas por lo que lo hace ideal para el entore precoz de vaquillonas, el toro de mayor tamaño (600-850kg)con mejores características carniceras en el sentido convencional, este dimorfismo sexual hace que sea una raza ideal para producir terneros pesados a partir de vacas relativamente livianas.
En cuanto a su temperamento es una raza sumamente mansa (más aun que las razas Británicas).
En rodeos grandes de más de 400 vacas los criollos han demostrados una mayor actividad al servicio que toros de otras razas lo que se traduce en mayor número de crías.
En conclusión el Ganado Criollo hace su aporte a la ganadería argentina reconociéndole su adaptación a climas rigurosos, dietas forrajeras ricas en fibra, su tolerancia a ectoparásitos, la fertilidad de sus rodeos, longevidad de sus vacas, temperamento sumamente dócil, facilidad de parto, resistencia a la queratoconjuntivitis debido a la pigmentación de los párpados.

HISTORIA DE LA CABAÑA

A partir del año 2000 se comienza en la cabaña con un plantel de 80 vientres y 4 toros provenientes de INTA Leales (Tucumán), Pereyra Iraola y M.R.Solanet ambos en provincia de Buenos Aires.

Mensaje a Cabaña “La Escondida”